Intoxicaciones alimentarias, una problemática con mal sabor

Intoxicaciones alimentarias, una problemática con mal sabor

218
0
Compartir

 

Una intoxicación alimentaria es un trastorno grave que se define como una gastroenteritis aguda producida por el consumo de comidas o bebidas contentivas de agentes patógenos, toxinas o químicos que pueden alterar el correcto equilibrio de nuestro organismo y poner en riesgo nuestras vidas, las intoxicaciones alimenticias son bastante comunes en hoteles, ferias y festivales y comidas comunitarias. Por lo general cuando una intoxicación alimentaria ocurre un grupo de personas se ve afectado por dicha situación presentando los mismos síntomas e indicando que consumieron algún alimento en común durante las horas previas al malestar.

 

Clasificación de las intoxicaciones alimenticias

Las intoxicaciones alimenticias se pueden clasificar dependiendo del agente que cause la problemática, éstas pueden ser de origen bacteriano o no bacteriano, en este artículo tocaremos el tema de las intoxicaciones bacterianas. A pesar de que pueda parecer contradictorio a la sabiduría popular no todas las bacterias son dañinas para nuestro organismo, sólo existen unas cuantas que son capaces de poner en riesgo nuestra salud al consumir alimentos contaminados por ellas.

sardina

Intoxicación por salmonella

La salmonella es una bacteria que se encuentra presente en la leche y los huevos crudos, los síntomas comunes para esta clase de intoxicación son: vómitos y diarrea, náuseas y además fiebre, existen tres variedades de salmonella por lo que es indispensable acudir a un centro asistencial para recibir tratamiento oportuno al presentar estos síntomas.

 

Intoxicación debida al botulismo

Esta es una de las intoxicaciones más peligrosas que se pueden reportar, su origen es debido al clostridium botulinum, las esporas que produce dicho microorganismo puede encontrarse presente en el polvo, por lo general una persona se intoxica de este microorganismo al ingerir alimentos enlatados en mal estado, se dice que es una de las intoxicaciones más peligrosas debido a que afecta al sistema nervioso y si no es tratada a tiempo puede dejar secuelas permanentes e incluso causar la muerte, los síntomas comunes para esta clase de intoxicación alimentaria son: debilidad muscular, visión doble, parálisis y en los casos que no se llegan a tratar a tiempo fallo cardiaco y respiratorio con la muerte como desenlace.

 

Intoxicación por estafilococos

Este tipo de intoxicación es bastante común, su origen se debe al staphylo coccus aureus, un microorganismo que causa problemas cutáneos tales como erupciones y sarpullido, además en las vacas es capaz de causar una grave mastitis y es ésta la vía de contagio hacia los humanos, los que al consumir leche que no se encuentra debidamente pasteurizada podemos contagiarnos de este estafilococo el cual puede causarnos una grave de gastroenteritis, caracterizada por calambres abdominales, diarrea y vómitos.

 

Intoxicación por clostridium

Esta clase de intoxicación alimentaria es causada generalmente por un microorganismo llamado clostridium perfringens, el cual se encuentra presente en el polvo y el agua, y puede ingresar a nuestro organismo al consumir carnes y huevos, por lo general la contaminación ocurre cuando los alimentos son cocinados y dejados durante un largo tiempo a temperatura ambiente para luego ser calentados de nuevo, al consumir esta clase de comidas corremos el riesgo de contraer una intoxicación por clostridium, los síntomas más comunes son diarrea, calambres abdominales y vómitos.

 

Medidas efectivas para evitar una contaminación alimentaria en tu cocina

Si eres aficionado a cocinar para tu familia o amigos de seguro querrás evitarles el mal rato derivado de sufrir una intoxicación alimentaria por la comida que les haya preparado, es por ello que a continuación te mostramos unas recomendaciones muy sencillas para lograr esto:

  • Los utensilios de cocina deben mantenerse guardados y limpios.
  • Los platos y vasos deben ser lavados con agua y jabón antes de ser usados.
  • No mantengas la comida ya cocinada por mucho tiempo a temperatura ambiente, trata de servirla a medida que se finalizando su preparación.
  • Animales tales como gatos, perros y ratones deben mantenerse alejados de las áreas de la cocina.
  • Todos los vegetales deben lavarse antes del cocinar ya que su superficie puede contener tierra con bacterias.
  • Siempre usa carne fresca en tus preparaciones, si vas a almacenar carne debes hacerlo a temperaturas bajo cero, mientras más congeladas permanezcan mucho mejor ya que el desarrollo de bacterias nocivas será muy lento.

No hay comentarios

Deja un comentario