¿Qué hacer cuando estás triste, deprimido o te sientes solo?

¿Qué hacer cuando estás triste, deprimido o te sientes solo?

902
0
Compartir

 

Los sentimientos de tristeza, de soledad, de aislamiento, sentirte solo, son bastante habituales. Todas las personas, en algún momento de nuestras vidas, nos podemos sentir así. La razones pueden ser de lo más variadas, desde la pérdida de un trabajo o tardar en encontrar empleo, hasta la sensación que nos queda cuando los amigos comienzan sus vidas en pareja o salen a estudiar o trabajar fuera de la ciudad. Aunque todos tenemos estas sensaciones, pocas son las personas que se atreven a reconocerlo, y mucho menos en público. En realidad, no es nada de lo que debamos preocuparnos, son sentimientos que forman parte de la propia naturaleza humana, más bien lo que debería preocuparnos es de no sentirlo así nunca. El problema real sólo surge cuando estas sensaciones son demasiado habituales, o cuando se prologan por largos períodos de tiempo, de hecho, los especialistas señalan que más de seis meses tristes es suficiente para buscar ayuda.

 

depresion

 

Estas sensaciones y sentimientos en realidad constituyen momentos únicos que puedes aprovechar para conocerte mejor, conectar con tu “yo” interior e incluso plantearte nuevas oportunidades, objetivos y retos en la vida. Son momentos naturales que podemos, y debemos aprovechar.

Pero si te sientes triste, sólo o deprimido, también puedes poner en práctica unos sencillos consejos que te serán de gran ayuda para superar este pequeño bache de la vida.

Relájate en casa creando un ambiente idóneo de luz tenue y velas aromáticas o incienso; cierra los ojos, concéntrate y respira profundamente por la nariz sintiendo como el aire penetra y se distribuye por tu cuerpo. La relajación es uno de los mejores antídotos cuando estamos deprimidos.

Habla con tu “yo” interior. Pregúntate qué ocurre, qué pasa, por qué te siente de esta manera. La respuesta meditada a estas preguntas te ayudará a encontrar la luz que te permita abandonar tu actual estado de tristeza.

En general, céntrate en actividades que puedas realizar relajado a la vez que atento en todo momento: cocinar, salir a pasear, realizar manualidades, reorganizar fotografías, etcétera. Y si en algún momento lloras, ¡enhorabuena! El llanto es una buena “medicina”, no te lo guardes. no lo reprimas. Cuando lo hayas expulsado todo comprobarás que tu alrededor comienza a cambiar y tú, empieza a percibirlo de una forma diferente.

No hay comentarios

Deja un comentario