La programación neurolingüística (PNL) para bajar de peso

La programación neurolingüística (PNL) para bajar de peso

704
0
Compartir

 

Como sé que muchos no tienen idea sobre qué es la PNL, antes me gustaría explicar que la programación neurolingüística (PNL) sólo se trata de una serie de métodos, técnicas y estrategias mentales con las cuales podemos modificar creencias, estados internos, valores, representaciones mentales, etc. Con ella se tratan fobias, miedos, adicciones, ansiedad, estrés, malos hábitos. También se usa para generar confianza, seducir, aumentar autoestima y un largo etc.

Con esta serie de técnicas y estrategias mentales podremos cambiar todo lo que llevamos dentro de nuestras mentes, y de esta forma todo lo exterior y lo que nos rodea.

perder-peso2

Porque cabe recordar que somos el resultado de nuestras acciones y que todas nuestras acciones nacen en nuestras mentes.

Así que a la hora de bajar de peso la PNL nos proporciona las herramientas necesarias (Cómo la que enseñaré más adelante) para cambiar malos hábitos cómo el comer cosas pocos saludables, no hacer ejercicio, y otros que nos llevan al sobrepeso. Además la PNL nos ayuda a instalar nuevos hábitos saludables, en este caso hábitos que nos ayudan a bajar de peso, tales como el comer bien y el hacer ejercicio.

La técnica del apalancamiento

Se trata de una poderosa técnica para crear una gran fuerza de voluntad hacía el cambio, la cual hace uso de uno de los conceptos de la PNL sobre las representaciones mentales.

Las representaciones mentales son la forma en que nuestro cerebro se representa e interpreta todo lo que ve, escucha, siente, huele, degusta.

La PNL nos enseña que nuestro cerebro puede representarse las acciones de dos formas: como placenteras o como dolorosas. En el caso de una persona con un sobrepeso que ha sido producido por malos hábitos alimenticios, y por no practicar ejercicios, la acción de comer cosas sanas sería una acción placentera, y la acción de hacer ejercicio sería una acción dolorosa. Así que para realizar un cambio duradero debería cambiar sus representaciones mentales para empezar a percibir el comer poco saludable cómo doloroso y el hacer ejercicios como placentero.

La técnica del apalancamiento se trata de eso: De asociar un fuerte dolor a los malos hábitos para así eliminarlos y asociar un gran placer a los nuevos hábitos y así instalarlos. Así que el primer paso para realizar la técnica del apalancamiento consiste en identificar aquellos hábitos que se deben eliminar para crear el cambio, además de aquellos buenos hábitos a instalar.

El segundo paso consiste en hacernos una pregunta que nos induzca dolor al “no eliminar” los malos hábitos, por ejemplo: ¿Qué ocurrirá si no dejamos de comer comida chatarra? La clave está en darte muchas respuestas que te induzcan dolor, sin importar que tan absurdas sean. Por ejemplo: Seguiré con sobrepeso, gordo y feo, correré el riesgo de sufrir un infarto y morir, la gente siempre va a reírse a mis espaldas y criticarme, voy a sentirme siempre cómo un fracasado, etc.

 

Después debes inducir placer al cambio con otra pregunta: ¿Qué ocurrirá si dejo de comer comida chatarra? Responde lo más placentero posible: Empezaré a volverme más atractivo, será cómo una bofetada a todos los que se burlaron de mí, desarrollaré una gran fuerza de voluntad, etc.

De esta misma forma puedes inducirte a instalar cualquier buen hábito, haciéndote una pregunta que induzca dolor al no instalar el nuevo hábito y haciéndote otra que te induzca placer al adquirir el nuevo hábito.

El problema de nuestros malos hábitos está en que los humanos casi siempre dejamos que sea nuestra mente quién decida inconscientemente las cosas que son dolorosas y las que son placenteras. Por eso debes vigilar constantemente tus hábitos. Por ejemplo, si empezaste una nueva dieta y elaboraste un plan de ejercicios es normal que al principio sientas que debas dejar esos nuevos hábitos. Y de repente una tarde y a la hora en que deberías estar ejercitándote estás frente al televisor comiendo basura.

Lo que suceda a continuación dependerá de si dejas que tu cerebro inconsciente elija lo que es placentero y lo que es doloroso, o si tomas las riendas tú induciéndote dolor y placer. Si dejaste a tu inconsciente tomar las decisiones de seguro que la mayoría de tardes las pasarás comiendo basura y viendo tv. Pero sí en cambio te induces dolor preguntándote ¿Qué ocurrirá si no salgo a hacer ejercicio? y te induces placer preguntándote: ¿Qué cosas buenas ocurrirán si empiezo a ejercitarme? Ten por seguro que la mayoría de tardes serán de quemar muchas calorías.

La PNL nos ofrece un sin fin de herramientas de éxito para cambiar nuestras vidas, si te interesa el tema te invito a leer algún libro sobre ella. Yo recomiendo “Poder sin límites” y “Despertando el gigante interior“, los dos del autor Anthony Robbins, quién también sufría de sobrepeso y en los dos libros dedica algunos capítulos a ese tema.

No hay comentarios

Deja un comentario