Acupuntura mejora la salud?

Acupuntura mejora la salud?

La acupuntura mejora nuestra salud

455
0
Compartir

La acupuntura es una técnica de la medicina tradicional china, que persigue el equilibrio de las energías de los cinco elementos esenciales en el organismo. Su uso no excluye su compatibilidad con otros tipos de terapia y sirve para tratar los más diversos padecimientos La medicina tradicional china explica que el funcionamiento del mundo se basa en cinco elementos: cada uno domina a otro. El metal, el agua, la madera, el fuego y la tierra influyen sobre órganos específicos del cuerpo humano, que son sensibles a los flujos de sangre: el yin; y energía: el yang. Cuando el equilibrio natural entre el yin y el yang se rompe, la consecuencia es la aparición de alguna patología que sólo puede superarse con un nuevo balance de ambos factores. Para lograrlo, la tradición médica china se sirve de diversos tratamientos, de los cuales uno de los más conocidos es la acupuntura.

acupuntura mejora la salud
La acupuntura es una técnica de la medicina tradicional china con chances de mejorar nuestra salud

 

En que consiste esta técnica

Angélica de Sadocco, ginecóloga y acupuntora, explica que ésta es una técnica de tratamiento sobre puntos determinados por los que fluye la energía mediante el uso de agujas que sirven para estimular la salud. Para la medicina china, un punto de acupuntura se localiza sobre una corriente o un canal energético llamado meridiano. La acupuntora explica que, dependiendo de si el meridiano está vacío o colmado de yin o yang, debe “tonificarse” o “dispersarse”, respectivamente.

Cuando se tonifica un meridiano, se inserta una aguja especial en la superficie de la piel, que se coloca en el sentido de esa corriente energética y se rota en el sentido de las agujas del reloj. “Si lo que se desea es dispersar la energía porque hay una plenitud, se debe colocar en sentido contrario a la corriente y se gira hacia atrás”, acota Sadocco, quien señala que las patologías en la medicina tradicional china no son como las enfermedades de la medicina occidental, que tienen nombre y apellido. “En la tradición china existen enfermedades por vacío o plenitud de sangre o energía, y se trata de equilibrar ese sistema para que el cuerpo se defienda; todo yin tiene parte de yang y viceversa”.

¿Qué males pueden ser curados con la acupuntura?

La acupuntura ataca problemas como las molestias de la menopausia, molestias menstruales, dolores de cabeza y musculares, estreñimiento, asma, malestares estomacales, estrés, insomnio y sinusitis, entre muchos otros. Sadocco explica que varios investigadores franceses han estudiado los puntos de acupuntura y que se sabe que éstos, al ser estimulados, liberan ciertas sustancias que evitan estas molestias. No obstante, no se recomienda en mujeres embarazadas, ancianos y personas hemofílicas.

La experta señala que la acupuntura no es eficaz si la persona no cambia sus actitudes y si no acompaña el tratamiento con una dieta especial que sigue parámetros de sabor, color, temperatura y función de los alimentos sobre cada elemento. “Si una persona que sufre de estreñimiento se le puntura en ciertas zonas, pero sigue comiendo las mismas cosas o no controla su angustia, no va a mejorar. El tratamiento debe ser integral”.

Variantes de la acupuntura

La acupuntora Marta Panza Velazco indica que hay variantes de esta técnica. Aparte de la inserción de agujas, también puede ejercerse presión sobre los puntos energéticos con imanes, piedras y otros elementos. La digitopuntura es la aplicación directa de presión sobre los puntos con las manos del terapeuta. “Otro método utilizado es la moxibustión, que consiste en la aplicación de calor con la combustión de la hierba milenrama o artemisa para combatir la combinación de energías perversas de los diferentes elementos”.

Sadocco agrega la auriculoterapia, “Para los chinos, la oreja es un microsistema en el que están representados todos los órganos de nuestro cuerpo. Hay unas agujas que se llaman chinchetas y que se dejan puestas por una semana en el punto deseado de la oreja para estimular las energías”. Otra variante mas moderna es la laserpuntura, “que sirve para tonificar los puntos de acupuntura en personas que por una razón u otra no pueden ser pinchadas”. Aún no se ha esclarecido del todo si un dolor eventual en las zonas punturadas es positivo o negativo para el tratamiento.

El tratamiento no da miedo

En la primera visita, el acupuntor hace una historia clínica y revisa el estado energético del paciente; a partir de eso, decide el plan de acupuntura. “Por lo general, en una sesión no se deben colocar más de siete agujas, y en casos complejos, no se debe exceder de 10. Cada sesión no debe durar más de 20 minutos, y el período de tratamiento puede ser una vez a la semana. Si es una fase aguda, se puede hacer cada dos días. En casos más graves, como un accidente cerebrovascular, entonces es más seguido. Eso depende del tipo de desequilibrio energético; la acupuntura puede ser un tratamiento largo dependiendo del problema”, explica Sadocco.

Implementos usados en acupuntura

Hay diferentes tipos de agujas: pueden ser de oro, plata o acero inoxidable. “Las mejores son las de oro, pero los expertos en medicina tradicional china aseguran que incluso con la espina de una planta se podrían lograr muy buenos resultados si se tiene un manejo impecable de la ubicación de los puntos y la técnica a utilizar. La persona sabe si el acupuntor es bueno o malo según la efectividad del tratamiento que aplique”. La Organización Mundial de la Salud insiste en que una de las medidas que deben tomarse en cuenta al momento de colocar las agujas es que estén correctamente esterilizadas. “Por todas las enfermedades infectocontagiosas que andan por ahí, las agujas deben ser personalizadas”, dice Sadocco. El acupuntor puede intentar desinfectarlas al pasarlas por el fuego, pero se sabe que hay gérmenes o virus que resisten altas temperaturas y pueden quedar alojados en ellas. “Por eso es mejor que cada paciente tenga las suyas”. Si hay cualquier molestia después de una sesión, hay que hacérselo saber al terapeuta.

No hay comentarios

Deja un comentario