Cómo conseguir una sonrisa radiante de forma fácil y sencilla

Cómo conseguir una sonrisa radiante de forma fácil y sencilla

564
0
Compartir

Una sonrisa radiante abre miles de puertas y es por eso que todos, absolutamente todos, queremos que nuestros dientes luzcan siempre blancos y perfectos. Y aunque no lo parezca, resulta una tarea sumamente sencilla siempre y cuando conoces los trucos adecuados.

A continuación te presentamos algunos secretos y recomendaciones para que tus dientes estén presentables en toda ocasión.

Lo primero, claro, es cepillarte tres veces al día, pero esto ya lo sabes y lo haces ¿no?. Además el hilo dental es primordial, es más, no debes pasarlo por alto bajo ningún tipo de circunstancia.

Para evitar las caries lo mejor es limitar es consumo de alimentos azucarados; sé que esto puede verse como una tarea casi imposible, así que por lo  menos cepíllate  los dientes después de darte ese gusto.

En el mercado se ofrecen miles de alternativas, como las tiras blanqueadoras, pero estas tienden a estar bastante cargadas de químicos. Por lo que te recomendamos algunas:

La más conocidas es mezclar bicarbonato de sodio con limón y untar la pasta resultante en los dientes, esta práctica también suele ser un poco abrasiva por lo que se recomienda hacerlo, máximo, una vez por semana y no exceder el tiempo a más de tres minutos por tratamiento, de lo contrario podrías presentar sensibilidad en los dientes.

sonrisa1

 

Otra opción es frotar una cáscara de plátano en tus dientes, esta igual que el limón posee propiedades abrasivas sobre el esmalte dental.

Claro que no es la única alternativa con ingredientes orgánicos con la que podemos contar. En tiempos reciente, la desintoxicación con aceite de coco ha tomado mucha popularidad; además de blanquear los dientes, ayuda con problemas de mal aliento al eliminar bacterias y virus en la boca.

Existen dos opciones, puedes utilizar aceite de coco casero o bien comprarlo ya preparado, el cual tiene la ventaja de venir en varios sabores.

En cualquiera de los dos casos el procedimiento de aplicación es el mismo, enjuaga tu boca por aproximadamente diez o quince minutos. Puede sonar un poco fastidioso pero los resultados son increíbles.

Recuerda visitar al odontólogo por lo menos dos veces al año, ya que no te servirá de nada poner en práctica todos estos consejos si no te alejas de los agentes manchadores: el café, el té, las gaseosas y bebidas negras, y sí también el vinotinto. No tienes que eliminarlos por completo, pero si reduces poco a poco su uso notarás el cambio en tu sonrisa.

No hay comentarios

Deja un comentario