Hábitos de vida saludable: La siesta

Hábitos de vida saludable: La siesta

589
0
Compartir

Desde fuera, la prensa internacional, está acostumbrada a analizar los hábitos de vida de los españoles, y en este caso pararon en una de las costumbres más queridas por los españoles: la siesta. Si las tres horas para comer de los españoles ya eran la envidia de los países vecinos, la siesta ya era considerada un exceso.

 

Los españoles recibimos presiones para abandonar nuestras siestas y adaptar nuestros relojes a la misma zona horaria que Gran Bretaña. Nuestras pausas para comer y dormir son consideradas un retroceso y son la causa de que produzcamos menos que otros países. ¿Es hora de que abandonemos la famosa costumbre de la siesta?

Parece que los españoles somos los únicos que nos arriesgamos a ser más improductivos con la siesta, pero a lo largo de la historia muchos personajes ilustres han puesto en práctica esta costumbre.

Grandes personajes como Einstein, Napoleón o Churchill  reconocieron que echarse a dormir después de una buena comida era algo muy placentero. Artistas actuales de otros países también han decidido adoptar nuestra tradición: Haruki Murakami, el prestigioso escritor internacional, ha admitido que las siestas son parte de su rutina diaria.

salud-siesta

 

Parece que cada vez más personas se dejan llevar por la siesta, pero también puede ser un arma de doble filo, según lo que dice el jefe de neurología del Hospital Sanitas la Zarzuela, Ventura Aciones: “Echarse la siesta puede ser muy beneficioso o muy perjudicial, todo depende del tiempo que estemos durmiendo, de lo que hayamos descansado esa noche, de nuestra actividad, etc. Hay muchas variables que hay que contemplar”.

Para evitar que la siesta sea perjudicial, tenemos que medir nuestros tiempos. Es importante que no nos pasemos, o podríamos dormir más de lo necesario y alterar nuestras horas de sueño. Si además dormimos después de una comida ligera y lo hacemos en la cama, puede tener muchas ventajas.

Dormir después de comer rebaja nuestro estrés y nos ayuda a recuperar fuerzas y a afrontar mejor el resto del día. Estaremos de mejor y humor y rendiremos mucho más.
Una siesta de más de media hora puede alterar los ritmos vitales, lo que conlleva a alteraciones de sueño, malestar, desordenes psicológicos? Además, dormirnos durante la noche nos va a costar mucho más y nuestro cuerpo se va a resentir.

Y tú, ¿te atreves con la siesta?

No hay comentarios

Deja un comentario