Premenstruacion, conocer su estado de salud

Premenstruacion, conocer su estado de salud

Momentos cuando cambia la salud en la premenstruación

393
0
Compartir

La premenstruación

Todos los meses, la mayoría de las mujeres nos vemos afectadas por una serie de cambios físicos y emocionales que alteran nuestra rutina. Una pelea sin motivo o un cambio en la forma de nuestro cuerpo son tan sólo una muestra de los múltiples y variados síntomas que caracterizan al síndrome premenstrual. Claudia lleva algunos días ansiosa. No para de satisfacer -hora tras hora- unos antojos calóricos poco normales en ella. Su trato con las personas que la rodean ha cambiado, a tal punto que sus emociones se exteriorizan fuertemente. Llora y se irrita con tanta facilidad que ha pensado no ir a trabajar al día siguiente. Le duele la cabeza, tiene náuseas y ha comenzado a hincharse. De verdad, se siente mal e incomprendida cambios hormonales están afectando tu salud.

Una historia verídica sobre muchas mujeres incomprendidas

La Claudia de nuestra historia -como cualquier otra mujer en edad reproductiva- teme a lo que los demás puedan decir o pensar de ella. A su parecer, los ojos del mundo la ven como una niña caprichosa y malcriada. Lamentablemente, Claudia no ha terminado de comprender que todo ese proceso -cíclico y crónico- que la afecta cada mes es parte del síndrome premenstrual. Dicho padecimiento lleva ese nombre porque es un conjunto de signos y síntomas que comienza antes de la menstruación y que finaliza cuando ésta empieza; es decir, “al primer o segundo día de sangrado estos síntomas tienden a desaparecer”, nos explica Juan Rivero, ginecólogo obstetra.

Este trastorno femenino -poco conocido y sufrido por muchas damas- ocasiona notables cambios emocionales y físicos en la mujer. Las molestias normalmente suelen aparecer durante los 7 ó 14 días preliminares a la menstruación, alterando de tal forma la rutina diaria que es muy probable experimentar una incapacidad temporal. “Este síndrome no lo manejan muchos especialista porque a las mujeres les da pena comentarlo hasta con su ginecólogo. Ellas creen que lo que sienten con la regla es normal y típico y no se preocupan por disminuir los síntomas para hacer todo más llevadero”, señala Rivero.

 

cambios de salud, la premenstruacion
La premenstruación, momentos de cambio de salud

 

Este especialista también cuenta que las alteraciones producidas por el síndrome son tan claras que, por ejemplo, en Estados Unidos, 72% de los crímenes violentos cometidos por mujeres se llevan a cabo en los días premenstruales; por lo tanto se entiende que realmente hay una serie de cambios anímicos severos en las mujeres, que pueden llevarlas a los extremos.

Entendiendo mejor al síndrome premenstrual

Existen muchos estudios sobre el síndrome premenstrual, pero realmente se desconocen cuáles son las causas que lo producen. Aunque la predisposición genética no es descartable, Rivero asegura que las versiones que se manejan sobre el aumento de estrógeno, colesterol o falta de vitaminas han quedado relegadas frente a las últimas investigaciones que revelan que el síndrome premenstrual se debe a una disminución de las endorfinas. Lo cierto es que sin importar cuáles sean los verdaderos causantes, la intensidad de los síntomas varía de mujer a mujer y de mes a mes. Por eso, señales de alerta como impaciencia, confusión, calambres, hipoglicemia, sensación de hartazgo, retención de líquidos, pesadez general y aumento de las alergias deben tomarse en cuenta para visitar al médico de confianza y buscar una solución al respecto.

“Los síntomas premenstruales hay que manejarlos multidisciplinariamente entre psicólogos y ginecólogos. No hay un solo problema que tratar, por eso, hay que hacer hincapié en la búsqueda de ayuda especializada. Las mujeres deben saber que el síndrome no es algo que se soluciona de la noche a la mañana con la toma de una pastilla mágica”, aclara Rivero ante la necesidad de que las féminas no se pierdan en el intento de encontrar las soluciones que más se adapten a la problemática menstrual de su cuerpo.

Como combatir el síndrome premenstrual

En muchas mujeres, la llegada de la menstruación se produce con dolor. Las contracciones molestas que tienen lugar en el útero, y que ayudan a expulsar el flujo menstrual, son comunes en algunas mujeres que ya se han desarrollado y que todavía no han entrado en la etapa menopáusica. El tratamiento de este síndrome es complejo y variado. Las mujeres consideran que los síntomas premenstruales son algo normal y, por eso, no toman las medidas necesarias para tratarlos. En ese caso, cualquier tratamiento que se tome para aliviar dichos signos suele ser insuficiente por lo poco diagnosticado que es el trastorno. En ese caso, lo más recomendable es consultar a un especialista y -en conjunto- identificar cuáles son las molestias y cómo pueden ser disminuidas.

Lo ideal es ir evaluando cómo reacciona la paciente ante las medidas que se toman en el tratamiento del síndrome. Es posible que algunas no tengan efecto y haya que probar con otras. Sopesar los beneficios y los riesgos de los medicamentos también será necesario en este periodo, aunque los tratamientos sean personalizados, es recomendable no tomar café en demasía, no fumar en exceso y no abusar de las bebidas alcohólicas. Sin importar la edad y el peso de la fémina en cuestión, estas medidas son universales y la ayudarán a sentirse mejor.  Los antiinflamatorios son recetados para calmar los cólicos y disminuir la inflamación del cuerpo; mientras que los diuréticos ayudan a evitar la retención de líquidos. Una dieta balanceada también es necesaria, porque ningún exceso es bueno para el organismo.
Cuando los problemas son de tipo emocional, y afectan notablemente las relaciones del hogar y la oficina, es importante consultar a un psicólogo. Los antidepresivos que se venden actualmente son una solución acertada cuando los cambios de humor son frecuentes e insoportables, aunque sólo deben ser prescritos por un médico. “Este tipo de medicamentos, que actualmente no son adictivos, son una de las mejores opciones que tenemos”, dice Rivero, apoyando la acción central que ejercen los antidepresivos sobre las molestias del tan mítico y caprichoso síndrome premenstrual.

No hay comentarios

Deja un comentario